≡ Menu

Maestros

Edición para maestros. Tercer trimestre (julio-septiembre) de 2014

“Como ser salvo”

Lección 5:  Para el 2 de agosto de 2014

 

El sábado enseñaré…

Texto Clave: Juan 3:14, 15.

Enseña a tu clase a:

Saber el proceso por el cual una persona se apropia personalmente de la salvación.

Sentir gozo porque el cerrojo de los pecados fue quebrado por el poder liberador de Jesús.

Hacer: Compartir esta noticia incomparable con amigos, parientes, conocidos, compañeros y extraños.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: Uno se apropia de la salvación mediante un proceso que involucra reconocimiento, arrepentimiento y fe.
    1. ¿De qué manera podemos reconocer nuestra desesperada necesidad de liberación espiritual?
    2. ¿Cómo podemos vencer el orgullo, la confianza propia y otras barreras para el arrepentimiento?
    3. ¿Por qué es necesario creer para apropiarnos de la salvación?
  2. Sentir: Las libertades de las cuales gozan los cristianos los llevan a regocijarse.
    1. ¿Por qué crees que Cristo eligió un casamiento en el Cercano Oriente como el trasfondo para una parábola acerca de la salvación?
    2. ¿Qué sucede con el gozo de los creyentes cuando rehúsan la justicia (el vestido de bodas)? (Recuerda que esta justicia es doble: perdón y victoria.)
    3. ¿Cómo puede el cristiano nutrir ese sentimiento de libertad y celebración en el hogar, la iglesia y las escuelas cristianas?
  3. Hacer: Compartir las buenas nuevas de la salvación con otros.
    1. ¿De qué modo pueden los creyentes interesar a otros para que lleguen a ser discípulos de Cristo?
    2. ¿En qué forma establecemos un terreno común con los no creyentes a fin de que puedan escuchar el evangelio?

 

Resumen

Dios quiere que todos se salven; el proceso de ir a él es sencillo y está disponible para todos. Reconocer nuestra necesidad, arrepentirnos de nuestros pecados y creer en Cristo, el único Salvador, nos llena de regocijo.

 

CICLO DE APRENDIZAJE

Texto destacado: Juan 3:14, 15.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: La provisión de la salvación debe estar acompañada por la aceptación personal de la salvación, realizada al creer en Jesucristo.

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Dios dio a todo ser humano libre albedrío para elegir su dirección espiritual. Hombres, mujeres, ricos, pobres, personas encumbradas, desechados sociales, intelectuales, desertores escolares; todos determinan su camino espiritual. La decisión fundamental es confiar en Dios. No hay terreno intermedio. Creer y no creer son mutuamente excluyentes.

El casamiento ilustra este punto. La gente está casada o no lo está. “Casamiento parcial”, “casamiento limitado”, “casamiento ocasional” y expresiones similares son oxímoron [dos ideas contradictorias en una misma expresión]. Las personas que cortejan no están casadas. La pareja comprometida no está casada. Hasta que se formaliza el mutuo compromiso, el matrimonio no existe. Por causa del pecado, este compromiso es revocable. Los divorcios ocurren con frecuencia creciente; y la condición y el privilegio maritales terminan con el divorcio. La gente está casada o no lo está. Ahora, sustituye la palabra “casamiento” por el término “salvación”. ¿Enseña la Escritura una “salvación ocasional”, “salvación parcial”, o “salvación limitada”? Pueden ocurrir divorcios espirituales por los cuales los compromisos previos son anulados. No obstante, una persona recibe la salvación o no la recibe. Tal elección es solo de ella. El estudio de esta semana permite enfatizar la importancia de la toma de decisiones espirituales, y reconocer que, cuando las personas dejan de elegir la salvación, no pueden ser salvas. Prepárate para extender la invitación de Dios para su salvación personal.

Actividad: Repasa la construcción de una casa. Evita ser demasiado técnico, así todos pueden participar. ¿Qué se hace primero? (Los cimientos, o fundamentos.) ¿Qué sigue? (Columnas, paredes, aberturas.) ¿Qué se pone por último? (El techo.) Sigue la forma en que acostumbran hacer las casas en tu región.

Considera: La construcción de una casa sigue ideas de sentido común.

¿Por qué las partes tienen que ser colocadas en cierto orden? ¿Qué sucede cuando se omiten algunos pasos? La salvación también sigue ciertas secuencias lógicas. Entender estos pasos es fundamental para entender la salvación.

 

PASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Esta semana veremos las etapas sucesivas que conducen a la salvación. Construyendo sobre la analogía del casamiento, estas etapas pueden llamarse cortejar, comprometerse y casarse. Cada analogía tiene limitaciones, pero este orden provee paralelos suficientes para justificar su uso.

Comentario de la Biblia

1. Reconocernuestra necesidad espiritual

(Repasa, con tu clase, Luc. 5:27-32.)

La primera etapa que lleva a la salvación involucra el reconocimiento. Antes de que se inicie el cortejo, las partes interesadas han sentido su vacío personal, y la necesidad de compañerismo y de comprensión. Estos sentimientos constituyen la fase del cortejo. El reconocimiento comienza cuando el caballero se encuentra con las damas y empieza a sentir que necesita completarse por medio de otra persona. Si este reconocimiento de estar incompleto no existe, falta la motivación para cortejar.

Considera las implicaciones espirituales. Si las personas están llenas del yo, dejan de reconocer sus ansias espirituales fundamentales y, entonces, falta la motivación para cortejarse espiritualmente. Las personas llenas de confianza propia (¿arrogancia?) se sienten completas. Esta es la condición de la iglesia de Laodicea: “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apoc. 3:17). Si no existe este reconocimiento, la iglesia no tiene esperanza.

La narración que repasamos en esta sección ilustra este concepto. La condición de Leví Mateo lo excluía del Reino. Si él hubiera persistido, nunca podría haberse salvado porque le habría faltado la motivación para buscar la liberación espiritual. Los que se consideran justos están en situación peligrosa y no pueden saborear los placeres de la salvación. El reconocimiento puede ser el momento cuando los pecadores comienzan a encontrarse con Cristo y a sentir que su vacío puede ser resuelto por la gracia de Dios.

Considera: ¿Qué cosas impiden que hagas una evaluación realista de tu condición espiritual, y que podría traer consigo la salvación?

2.Arrepentirnosde nuestra pecaminosidad

(Repasa, con tu clase, Mat. 3:2; 4:17; Hech. 2:38; 3:19.)

El reconocimiento no es suficiente para apropiarnos de la salvación. “También los demonios creen, y tiemblan” (Sant. 2:19). Necesariamente debe seguir el arrepentimiento. Comparar el arrepentimiento con el compromiso de una pareja de novios puede parecer forzado y puede ser el eslabón más débil de esta analogía. Pero, considera lo siguiente: el compromiso representa ese período cuando dos personas eliminan las barreras que los separaban; es el compromiso inicial de una relación de largo alcance. El cortejarse los llevó de la fascinación a un interés real y a interacciones significativas.

Considera el paralelo espiritual. El arrepentimiento abarca esa respuesta inicial que se sobrepone a las barreras que la humanidad permitió que se levantaran entre ellos y Dios. El arrepentimiento incluye reconocer nuestra pecaminosidad, experimentar el pesar, apartarse del pecado y acercarse a lo bueno. Esta acción prepara el camino para una relación eterna. El cortejarse espiritualmente lleva a un conocimiento creciente del Salvador y a una satisfacción acrecentada en la relación. La exposición personal a nuestro Salvador destaca nuestras insuficiencias, revela nuestra situación miserable y nos lleva al arrepentimiento. El arrepentimiento vence las barreras espirituales, y nos prepara para un compromiso total.

Considera: ¿Qué podría suceder si los creyentes omitieran uno de los tres aspectos del arrepentimiento genuino?

3.Creer en Jesús

(Repasa, con tu clase, Juan 1:12; 6:69.)

El arrepentimiento nos lleva a la fe, ya que la fe es la única conclusión lógica: reconocer nuestra necesidad, arrepentirnos completamente y eliminar las barreras que nos separaban de Dios. Los penitentes están ahora listos para tener fe en el poder de Jesús para liberarlos. Si se pasa por alto este paso final, la desesperación seguiría de inmediato.

Poner nuestra fe en que Cristo puede salvarnos y colocar nuestra vida en sus manos es la continuación de los primeros dos pasos. El reconocimiento lleva al arrepentimiento. El arrepentimiento lleva a una creencia salvadora; y esta significa que una persona acepta la muerte de Cristo como el sacrifico por sus pecados, y a él como Señor de su vida. ¡Qué seguridad bendita se nos da por medio de nuestro casamiento con el Cordero!

Considera: ¿De qué forma el reconocimiento de nuestra necesidad de Cristo nos lleva naturalmente al arrepentimiento?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: La expresión “vestirse”, en la Escritura, se usa como una metáfora para el carácter y la personalidad. En algunas culturas, los niños crean figuras de papel. Por medio de un cambio de vestimenta, las figuras pueden representar numerosas profesiones, períodos históricos, estilos de vida y, aun, personalidades. Comenzando con Adán y Eva, la vestimenta tiene un significado espiritual. La parábola del vestido de bodas representa también otras parábolas con las que Jesús enseñó lecciones espirituales usando la vestimenta.
¿Qué aplicaciones espirituales ofrece esta parábola?

Actividad:

Usando la metáfora de las figuras y la vestimenta, invita a los miembros a describir la ropa que ilustraría mejor su experiencia de la salvación. Recuerda los tres prerrequisitos o fases para apropiarse de la salvación.

Preguntas:

  1. ¿De qué modo pueden evitar los cristianos la trampa de reconocer su miseria total y no mantener una fe salvadora correspondiente?
  2. ¿De qué manera los cristianos pueden distinguir entre el remordimiento y el arrepentimiento genuino?
  3. ¿Qué evidencias acompañaron tu arrepentimiento del pecado?
  4. ¿De qué forma los cristianos pueden ayudar a otros a reconocer su verdadera condición espiritual?

 

PASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Tu presentación de esta lección ¿ofrece nuevas oportunidades para que tus alumnos respondan a la apelación personal de Cristo? Al invitar a tu clase a responder, anímate con la certeza de que el Espíritu Santo ofreció darte las palabras adecuadas.

Actividades:

  1. Pide a tu clase que escriba un breve guión basado en la parábola del vestido de bodas. Si es aplicable, presenten esos textos en las divisiones de niños de tu iglesia.
  2. Identifica himnos que expresen tu experiencia de la salvación, y luego elaboren estrofas adicionales, personales.
  3. Prepara planes a través de los cuales tu clase podría presentar los conceptos de esta lección a otros.
  4. Si tu iglesia ofrece lecciones para testificar, prepara ilustraciones (pueden ser en Power Point), utilizando medios visuales y gráficos para enseñar el reconocimiento, el arrepentimiento y el progreso de la fe.
  5. Anima a los miembros de la clase a hacer un autoexamen para determinar si están totalmente entregados a Jesús o no. Un período de silencio puede facilitar esto, así como la invitación a una oración silenciosa individual.