≡ Menu

Maestros

Edición para maestros. Primer trimestre (enero-marzo) de 2015

 “Las bendiciones de los justos”

Lección 5: Para el 31 de Enero de 2015

 

El sábado enseñaré…

Texto Clave: Proverbios 10:6.

Enseña a tu clase a:

Saber y comprender el contraste entre los buenos resultados de las buenas elecciones, y los malos resultados de las malas elecciones.

Sentir confianza en la sabiduría de Dios y el deseo de nuestro bienestar.

Hacer: Estar al tanto de las causas de los efectos positivos y negativos en nuestras vidas, y comprometernos para hacer mejores elecciones.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: Nuestras elecciones hacen la diferencia
    1. ¿Qué clase de elecciones tenemos en la vida?
    2. ¿Cómo y por qué nuestras elecciones producen efectos positivos y negativos en nosotros y en otros?
    3. ¿De qué modo nuestras actitudes interiores afectan nuestras elecciones?
    4. ¿Cómo nos guía y estimula Dios a hacer buenas decisiones?
  2. Sentir: Dios es sabio y desea nuestro bienestar
    1. ¿Por qué a veces ponemos nuestros juicios por sobre los de Dios, en vez de confiar que él sabe lo que es mejor para nosotros?
    2. ¿Por qué podríamos considerar las instrucciones de Dios como arbitrarias e irrelevantes para nuestro bienestar, a diferencia de creer que él quiere lo mejor para nosotros?
    3. ¿Cómo perciben otros nuestros sentimientos hacia Dios?
  3. Hacer: Ser más conscientes y hacer mejores elecciones
    1. ¿Qué aspectos de tu vida, que están bajo tu control, podrían ser mejores?
    2. ¿Qué esfuerzos estás dispuesto a hacer para comprender lo que sucede y para hacer cambios?
    3. ¿Qué harás si cambiar es difícil?

 

Resumen

Dios explica los principios de causa y efecto que actúan en nuestras vidas de modo que podamos saber cómo hacer elecciones que nos beneficien y también beneficien a otros.

 

CICLO DE APRENDIZAJE

Texto destacado: Proverbios 10:1-7.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Dios creó a los seres humanos con libertad de elección de modo que puedan amarlo y amarse mutuamente. Sin la libertad de elección no puede haber amor. Pero si estamos libres para elegir a Dios y su amor, también estamos libres para rechazarlo y elegir en cambio el egoísmo. Más bien que forzarnos a elegirlo, en cuyo caso no habría una elección real ni la oportunidad de amar, Dios claramente presenta las alternativas y sus consecuencias ante nosotros, de modo que podamos hacer elecciones informadas en lugar de ser engañados por nuestra ignorancia.

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Los proverbios de Salomón en el capítulo 10 del libro de Proverbios se construyeron, principalmente, como paralelos contrastantes. Las dos mitades de cada proverbio están conectadas por un elemento común, pero separadas por factores que son opuestos. Así, las dos partes del versículo 1 están ligadas por el tema del efecto de un hijo sobre sus padres. Si un padre es feliz o experimenta dolor depende de si el hijo es sabio o insensato. Al analizar las relaciones entre las dos partes de estos proverbios, podemos encontrar conceptos que de otro modo perderíamos.

Por ejemplo, 10:6 dice: “Hay bendiciones sobre la cabeza del justo; pero violencia cubrirá la boca de los impíos”. El elemento unificador es el efecto del carácter de la persona sobre una parte de su cuerpo. La idea de violencia que cubre la boca puede tomarse de dos maneras. Primera, la boca puede ser una fuente de violencia (comparar con el vers. 11), de modo que la culpa de esa violencia la cubriría (comparar con Mal. 2:16). Segunda, una persona impía puede sufrir violencia de tal modo que no podría siquiera pedir ayuda (comparar con Est. 7:8-10). Al combinar las dos ideas, el lector obtiene el significado de que poner el mal en movimiento con la boca vuelve a afectar la boca. No solo el castigo es apropiado al crimen; es el resultado del crimen.

Diálogo inicial: El hecho de que Proverbios presenta tantas elecciones muestra la importancia de nuestro poder de elección. Dios les dio a Adán y Eva un mundo perfecto, pero también les dio la libertad de elegir otra cosa, al comer de la fruta del “árbol dela ciencia del bien y del mal” (Gén. 2:17). Ellos no la necesitaban; ni era buena para ellos, pero podían tenerla si la querían. Al elegir ese solo árbol, quedaron aprisionados por su mundo de debilidad moral, tristeza, sufrimiento y muerte (Gén. 3). Ahora, sus elecciones y las de todos sus descendientes, serían difíciles y complicadas.

Preguntas para dialogar:

  1. ¿De qué modo el pecado y sus consecuencias complican nuestras elecciones?
  2. ¿Cómo el libro de Proverbios muestra la complejidad de la vida y cómo podemos andar con seguridad por ella?

 

PASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Proverbios enfatiza que nuestro Creador nos da gran libertad de elección, pero también ha establecido causas y efectos,y esto hace que las cosas funcionen en nuestro mundo de acuerdo con nuestra naturaleza. Así que violar los límites de las relaciones que Dios ha hecho para nuestro bien (ver Deut. 10.13), es una invitación al desastre como resultado de causa y efecto, no porque Dios inflige castigos arbitrarios. Cada persona sensata quiere alcanzar un sentido de bienestar, felicidad y éxito en la vida; por ello, Proverbios nos motiva apelando al “sentido común”.

Comentario de la Biblia

Proverbios enseña acerca de los valores y sus resultados. Los que son amantes y humildes a menudo reciben los beneficios de estas virtudes en sus vidas. Aun si sufren en la era presente, Jesús viene para recompensarlos en la era por venir (Apoc. 22:12).

En Levítico 26 y Deuteronomio 28 al 30, Dios prometió abundantes bendiciones a los que fielmente lo siguen y reciben los beneficios de vivir en armonía con los principios de causa y efecto que él había establecido. Al bendecirlos, esto puede atraer a otros para que lo sigan (Deut. 4:6).

I. El amor cubre todos los pecados

(Repasa, con tu clase, Prov. 10.)

Proverbios 10:12 observa: “El odio despierta rencillas; pero el amor cubrirá todas las faltas”. Aquí cubrir los pecados es bueno porque resulta del amor, que es lo opuesto del odio. Sin embargo, 28:13 dice: “El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”.

Cubrir los pecados para ocultarlos no es bueno. Aquí, una persona oculta sus propios pecados, pero en 10:12, nuestro amor por otros cubre los pecados de ellos contra nosotros. El sustantivo hebreo para “pecado” aquí es muy fuerte, que a menudo se traduce como “transgresión” en otras partes de la Biblia. Lleva consigo la idea de “rebelión” (comparar el verbo relacionado, “se rebeló” en 2 Reyes 1:1). De este modo, Proverbios 10:12 es poderoso: si tienes amor que está dispuesto a pasar por alto y perdonar las clases de ofensas contra ti que rompen las relaciones, gozarás paz en lugar de rencillas. Podemos perdonar a otros así como Dios nos perdona, porque los amamos así como Dios y su Hijo nos aman a nosotros (Juan 3:16).

Considera: ¿Puedes pensar en ocasiones en tu vida en las que el amor conservó y sanó tus relaciones? ¿Puedes ver cómo el amor a sí mismo y por otros (comparar con Lev. 19:18) es la base de ilustraciones específicas en Proverbios?

II. Sabiduría con humildad

(Repasa, con tu clase, Prov. 11-12.)

Proverbios 11:2 dice: “Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra”. La sabiduría de la humildad y la necedad de la soberbia es un tema destacado en Proverbios (por ejemplo, ver 16:18). Las personas orgullosas, arrogantes, no escuchan a otros porque están seguras de estar en lo correcto. Proverbios 12:15 llama “necias” a esas personas.

La humildad es un requisito básico para tener la sabiduría porque una persona humilde respeta la fuente de la sabiduría y por lo tanto es enseñable. Por sobre todo, una persona humilde respeta la Fuente divina de toda sabiduría. Por esto “el temor de Jehová es el principio de la sabiduría” (Prov. 9:10). El orgullo es un pecado porque se rebela contra Dios y su bondad (Prov. 8:13; Isa. 14:13, 14), pero Dios promete morar con la persona humilde y revivirla (Isa. 57:15). La base de este reavivamiento es el sacrificio de Cristo, quien se humilló a sí mismo por lo tanto es exaltado (Fil. 2:5-10). Su aceptación de la humildad le parece una locura al mundo, pero es la mayor demostración de la sabiduría divina (1 Cor. 1:18-25).

Preguntas para dialogar:

¿Cómo afectaron la humildad o el orgullo a personas específicas en la historia bíblica? ¿Cómo has visto los efectos diferentes de la humildad y el orgullo en tu vida?

III. La recompensa de los justos

(Repasa, con tu clase, Prov. 13.)

Proverbios 13:21 plantea dos alternativas: “El mal perseguirá a los pecadores, mas los justos serán premiados”. Aquí el mal es una fuerza dinámica y activa que persigue a los que violan la ley de amor de Dios, pero los justos ciertamente gozarán de los resultados de sus elecciones.

En Salmos 23:6, la bondad también es una fuerza activa: “Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida”. El verbo hebreo traducido “seguirán” significa “ir detrás de ellos”. Es la misma palabra que aparece en Proverbios 13:21. De este modo, los que siguen el bien son perseguidos por él. No necesitan afligirse acerca de la recompensa que recibirán; ciertamente vendrá (Mat. 6:33). Esta dinámica explica Proverbios 13:7: “Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada; y hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas”. Una persona que busca primero ser rica en esta vida termina sin nada, pero el que da todo para servir a otros, como dijo Jesús, tendrá una recompensa eterna.

Considera: ¿Dónde encuentras la idea de la recompensa para los justos, en otras partes de la Biblia? ¿Qué clase específica de recompensas quieres en esta vida, y en la vida futura? ¿De qué modo la forma en que vives refleja las clases de recompensas que quieres?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: El amor, la humildad y el postergar el gozo de las recompensas hasta la vida futura no son naturales para los seres humanos caídos. Ayuda a tu clase a captar el cuadro completo de causa y efecto a largo plazo, para que estén motivados a vivir por fe en las promesas e instrucciones de Dios y no solo por lo que ven alrededor de ellos.

Preguntas de aplicación:

  1. ¿De qué maneras somos personas amantes y humildes? ¿Cómo afectan estas cualidades básicas a quienes nos rodean, y a nuestro testimonio por Cristo?
  2. ¿Cómo podemos aplicar Romanos 5:5 y Filipenses 2:1 al 11 en nuestras vidas, para ser más amantes y humildes?

 

PASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Este estudio de Proverbios 10 al 13 ha identificado oportunidades importantes para el crecimiento y la efectividad personales en compartir la bondad de Dios. Enfatiza a tu clase los resultados prácticos de recibir, y pasar a otros humildemente, su amor y sus bendiciones.

Actividades:

  1. Enumera maneras específicas en que tu grupo en la iglesia puede ser un testimonio muy poderoso por Cristo al servir humildemente a otros por medio del amor.
  2. Realiza una encuesta en tu comunidad para encontrar modos en los cuales tu iglesia puede ayudar a atender sus necesidades. ¿Qué revelan los resultados de la encuesta acerca de cómo tu iglesia puede servir mejor? Comprométanse a poner una de las sugerencias de la encuesta en práctica.