≡ Menu

Maestros

Edición para maestros. Tercer trimestre (julio-septiembre) de 2014

“La Iglesia”

Lección 8:  Para el 23 de agosto de 2014

 

El sábado enseñaré…

Texto Clave: Juan 17:20, 21.

Enseña a tu clase a:

Saber las características de una iglesia unificada, contrastando la idea de unidad con la de uniformidad.

Sentir la bendición de pertenecer a una familia espiritual unificada y mundial.

Hacer: Unirse con algún grupo de la iglesia local e invertir tiempo, energía, talentos y recursos financieros para expandir el Reino de Dios.

 

Bosquejo de la Lección

  1. Saber: La unidad caracteriza a la iglesia auténtica.
    1. ¿En qué sentido la falta de unión paraliza la capacidad de la iglesia para cumplir su misión?
    2. ¿En qué difiere la unidad de la uniformidad, y por qué no debemos confundirlas?
    3. ¿Cuál es la provisión de Cristo para la unidad, y qué implicaciones conlleva para la vida devocional de los creyentes?
  2. Sentir: Pertenecer a una familia espiritual abre oportunidades para bendecir a otros y ser bendecidos.
    1. ¿De qué modo el sentirse unidos con otros creyentes afecta la salud emocional personal del cristiano?
    2. ¿Cómo afectan a la unidad de la iglesia las críticas y actitudes de censura?
    3. ¿De qué manera deben estar equilibrados los aspectos emocionales de la iglesia (amor, sentimientos, compañerismo) con los aspectos éticos (doctrina, verdad, principios)?
  3. Hacer: Pertenecer a la iglesia sella el compromiso de la persona a familias de la iglesia.
    1. ¿Por qué el pertenecer a una iglesia es responsable y ventajoso? Compara las actitudes de las personas que se casa con las que, sencillamente, viven juntas. ¿Qué diferencia marca el compromiso matrimonial?
    2. ¿Por qué el pertenecer a una iglesia no tiene sentido sin una inversión de energía, creatividad y recursos financieros? ¿Cómo se compara esto con un matrimonio “decaído”, en el cual ninguno de los dos contribuye en nada a la relación?

 

Resumen

La iglesia sirve mejor a los miembros y a la comunidad cuando está unida.

 

CICLO DE APRENDIZAJE

Texto destacado: Juan 17:20, 21.

Concepto clave para el crecimiento espiritual: Sin la unidad que Jesús desea, la novia de Cristo, la iglesia, se debilita y termina debajo del nivel que es necesario, y entonces no puede expandir bien el Reino de Dios.

 

PASO 1: ¡Motiva!

Solo para los maestros: Los grupos de atletismo, las organizaciones voluntarias, las corporaciones multinacionales, las orquestas sinfónicas, los negocios pequeños, los partidos políticos, los gobiernos, etc., se desintegran y dejan de lograr sus misiones respectivas cuando la desunión afecta a quienes los componen. ¿Está exenta la iglesia de este esquema? Los socios activos de Satanás garantizan que la iglesia no esté exenta de su ataque. Las fuerzas demoníacas explotan muchas debilidades: personalidades egocéntricas; malas comunicaciones intencionales e involuntarias; divisiones naturales como sexo, nacionalidad y etnicidad; disposiciones muy sensibles; actitudes beligerantes; puntos de vista que se creen muy justos y buenos; y miles de otras debilidades. ¿Están indefensas las iglesias contra tales ataques?

Nuestro estudio actual provee respuestas, procedimientos y estrategias para proteger la unidad de la iglesia. Sin embargo, la aplicación contemporánea de estos principios eternos depende del discernimiento guiado por el Espíritu. Recuerda, los recursos inagotables del Cielo están a disposición de tu clase. Enseña creyendo que el Espíritu de Dios puede usar a tu clase para unificar a la iglesia. ¡Él puede!

Actividad inicial: Trae un objeto que se pueda dividir y al cual tengas fácil acceso. Primero, analicen el propósito del objeto, y su valor. Luego, indica cómo funciona. ¿Puede el objeto alcanzar su propósito si se rompe en pedazos? ¿Cuánto vale si no logra sus propósitos? ¿Puede actuar el objeto si se lo divide? Después, analicen cuál es el propósito de la iglesia. Pregunta: “¿Qué hace que la iglesia sea valiosa?” Analicen cómo las diversas facetas de la iglesia actúan y se coordinan unas con otras. ¿Qué sucede con la misión de la iglesia si esta es invadida por las divisiones? ¿De qué modo es posible restaurar las fracturas para que la misión divina pueda avanzar? ¿Cómo puede mantenerse la unidad sin la uniformidad? ¿En qué se diferencia la unidad de la uniformidad? ¿De qué manera la unidad contribuye al logro de los propósitos de Dios para la iglesia?

 

PASO 2: ¡Explora!

Solo para los maestros: Al presentar esta lección necesitas hacer énfasis en tres cosas. La primera es teológica: ¿Por qué es necesaria e importante la unidad? La respuesta es más profunda que la bondad y el respeto mutuo, o la realización de la misión de Cristo. ¿Por qué estas son importantes? La segunda es práctica: ¿Cómo puede la iglesia cumplir la comisión evangélica si está dividida? La tercera se centra en nuestro Ejemplo: Dios. Si la falta de armonía, los celos o los conflictos hubieran dividido a la Deidad, ¿dónde estaríamos hoy los cristianos?

Comentario de la Biblia

I. El único fundamento de la iglesia: Cristo

(Repasa, con tu clase, Mat. 7:24, 25; 16:18; Hech. 4:11.)

Algunas teologías postulan que Mateo 16:18 indica que se designa a Pedro como el fundamento de la iglesia de Cristo. ¿Designaría Cristo a un Pedro cobarde, impetuoso, boca sucia, para ser el fundamento del cristianismo? ¡Nuestra mala conducta a veces hace que las cosas tengan esa apariencia! Pero, a pesar de eso, Jesús hizo algo infinitamente mejor: se ofreció a sí mismo. Más tarde, Pedro reconoció que Jesús era la principal piedra del ángulo de la iglesia de Dios (Hech. 4:11; 1 Ped. 2:4-8). La fuerza y la capacidad humanas fueron insuficientes para guiar a esa naciente institución a la victoria. Se necesitó el poder del Espíritu de Dios y su sabiduría infinita. Otros fundamentos podrían parecer temporariamente capaces, pero un Dios eterno, proveyendo sucesores guiados por el Espíritu (Efe. 2:20), era absolutamente necesario.

Considera: ¿Qué acciones de la iglesia contemporánea sugieren a los creyentes que la iglesia puede tener fundamentos meramente humanos? ¿Cómo pueden los cristianos determinar cuándo las tradiciones, los temperamentos obstinados, y las filosofías humanistas, han suplantado a Cristo y su Palabra como el único fundamento de la iglesia? ¿De qué manera los cristianos deben considerar esta condición y corregirla?

II. Líneas unidas de oración

(Repasa las líneas de la oración de Cristo pidiendo unidad, registrada en Juan 17, en especial los vers. 21-23.)

El contexto de la oración intercesora de Cristo se bosqueja en los versículos iniciales de Juan 17. La misión de Cristo era restaurar la relación quebrada entre Dios y su pueblo. La unión con Dios se realizó por medio de la expiación de Cristo. Conocer a Dios significa recibir vida eterna.

La preocupación de Cristo en Juan 17 era el éxito permanente de su misión. La crucifixión era inminente. No había predecesor junto al sendero que Cristo tomaba. Nunca un mortal había vencido el pecado y la muerte. Expresiones proféticas (lsaías) y literatura apocalíptica (Daniel) predecían su triunfo. Cristo confiaba en su Padre celestial y creía estas promesas, pero agonizaba al contemplar la tremenda empresa que tenía por delante. ¿Podrían los discípulos cumplir la misión durante su ausencia? Él les prometió al Consejero celestial, pero ¿estarían los discípulos dispuestos a someter a él sus opiniones, disposiciones y temperamentos divisivos? Poco después, Jesús ascendería al cielo, y su novia de corta edad sería confiada a los Hijos del Trueno (Santiago y Juan) y al canto rodado (Pedro). En las horas finales, discutían quién ocuparía el sitial más elevado dentro del gobierno de Cristo. Estos hombres comprendieron mal el marco armonioso que Jesús había ejemplificado (unidad con el Padre, unidad con el Espíritu). ¿Colapsaría el naciente movimiento?

La unicidad y la unidad aparecen en sus palabras finales. Esa unión con Dios que trae la salvación dependía de una entrega completa de ellos. Su unión mutua dependía de su unión con Dios. Estas dos uniones son paralelas. Destruir su unidad humana afectaría su unión con Dios, quien es vida eterna. La unidad perfecta los capacitaría para dar un testimonio efectivo al mundo y cumplir así la comisión evangélica. La desunión los incapacitaría para esa empresa y comprometería su misión.

Considera: ¿Qué cosas podrías estar haciendo que producen falta de unidad en tu iglesia? ¿Seguirías haciendo eso si te dieras cuenta de que esta testarudez compromete tu relación salvífica con Dios? ¿Qué harías si te dieras cuenta de que el testimonio de la iglesia está bloqueando la entrada de los no creyentes?

 

PASO 3: ¡Aplica!

Solo para los maestros: La construcción de una rueda de bicicleta proporciona una ilustración útil con respecto a la unidad. Los rayos individuales están más alejados entre sí en el borde (la llanta) que junto al eje. Cuanto más cerca están del eje, más cerca están una de la otra. Jesús, que sacrificó su vida en el Calvario, es nuestro Eje. Sin embargo, muchos cristianos viven en la periferia, en el aro o la llanta. Trivializan la vida espiritual mediante una teología que se sirve a sí misma. Las almas sedientas quieren conocer a Dios para poder experimentar la vida eterna. Necesitamos compartir cómo ha llegado Dios a ser real en nuestras vidas. Nos acercamos al Eje mediante conversaciones sinceras con Dios y el estudio de las Escrituras. Al aproximarse los creyentes a Dios, se juntan con los hermanos que tienen el mismo pensamiento. Si la unidad fue necesaria alguna vez, realmente la necesitamos ahora. ¿Cómo pueden los creyentes alcanzar y experimentar la unidad que Dios generosamente les ofrece?

Actividad: Usa un dibujo de una rueda de bicicleta y analicen aquello que divide a las iglesias. ¿Qué cosas son periféricas? Analicen lo que nos llevan más cerca de Jesús individualmente y como iglesia ¿Qué cosas son esenciales? Recuerda que la verdad bíblica no puede comprometerse, y la unidad con el error es falsa; pero los elementos esenciales de la salvación no son complicados ni confusos. ¿Cuál es la fuente de las disputas teológicas? Cuando entremos al cielo, quedaremos asombrados de cuán sencilla era la clave para la unidad.

PASO 4: ¡Crea!

Solo para los maestros: Mateo 18 bosqueja procesos y procedimientos con los que se pueden resolver los conflictos en la iglesia. Sin embargo, rara vez se sigue este consejo, aunque se lo conoce. Jesús estableció la reconciliación con los hermanos ofendidos como un prerrequisito para la adoración aceptable. La unidad cristiana no es un resultado deseado, sino un ingrediente esencial. Los globos sin aire son solo trozos de goma o plástico elásticos y coloridos. Como el aire en un globo, así es el Espíritu para la vida espiritual. Se da el Espíritu a aquellos que hacen de la reconciliación su primera prioridad.

Actividad: Prepara materiales promocionales, centrados en los tres pasos de la reconciliación bosquejados en Mateo 18:15 al 18. Un hábil dibujante de tu clase puede hacer algunos dibujos sencillos para ilustrar los principios. Prepara posters, folletos, panfletos o banderines. Puedes preparar una presentación con un Power Point o un video.