≡ Menu

Primer trimestre (enero-marzo) de 2015

 “Detrás de la máscara”

Lección 10: – Para el 7 de marzo de 2015

 

Sábado 28 de febrero

Lee Para el Estudio de esta Semana: Proverbios 25:2, 3; Proverbios 26:11, 12; 1 Corintios 1:20, 21; Proverbios 26:13-16; Proverbios 27:5, 6.

Para Memorizar: “No te alabes delante del rey, ni estés en el lugar de los grandes” (Prov. 25:6).

Detrás de la serpiente brillante, que pronuncia palabras dulces y que parece preocupada por la felicidad de Eva, se esconde el enemigo que maquina su muerte (Gén. 3:1-6). Disfrazado como “un ángel de luz”, Satanás prepara las trampas más peligrosas para la humanidad (2 Cor. 11:14). Aún más peligrosa y engañosa es la pretensión propia; cuando pretendemos ser lo que no somos, terminamos haciendo trampas a otros, y aún a nosotros mismos.

Hay diferentes maneras de engañar. Una de las más comunes es por medio del lenguaje. Algunos de los proverbios de esta semana tratan con palabras, palabras mentirosas, palabras de adulación, palabras bonitas que usan sonidos agradables y sentimientos maravillosos para cubrir intenciones y pensamientos feos. Necesitamos ser cuidadosos no solo acerca de lo que les decimos a otros, sino acerca de cómo interpretamos lo que otros nos dicen. Tal vez el mensaje de esta semana podría resumirse de este modo: “He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas” (Mat. 10:16).

 

Domingo 1 de marzo:

El misterio de Dios

La vida está llena de misterios. El físico David Deutsch escribió que “los eventos de cada día son estupendamente complejos cuando se expresan en términos de física fundamental. Si llenas una tetera con agua y la pones al fuego, todas las supercomputadoras de la tierra que trabajan para saber la edad del universo no podrían resolver las ecuaciones que predicen qué harán todas esas moléculas de agua, aun si pudiéramos determinar su estado inicial y el de todas las influencias externas sobre ellas, lo que en sí mismo es una tarea intratable”.−David Deutsch, (2011-07-21). The Beginning of Infinity: Explanations That Transform the World. Ubicado en Kindle 1972-1975. Penguin Group. Kindle Edition.

Si estamos confundidos acerca de algo tan mundano como las moléculas del agua, ¿cómo podríamos comenzar a esperar comprender los misterios de Dios?

Lee Proverbios 25:2, 3. ¿Qué punto plantea el autor, y cómo podemos aplicarlo a una situación más amplia?

La naturaleza “misteriosa” de Dios diferencia la gloria de Dios de la gloria de los reyes, y por implicación nuestra incapacidad humana de comprenderlo plenamente a él. La raíz hebrea str (esconder, ocultar), de la cual proviene la palabra para “misterio”, se usa a menudo en las Escrituras hebreas para caracterizar lo que hace que Dios sea el único Dios verdadero (Isa. 45:14, 15). Hay cosas acerca de Dios que sencillamente no podemos comprender. Por otro lado, lo que constituye la gloria de los reyes es su disposición a ser investigados. La transparencia y la responsabilidad deben ser la primera cualidad de los líderes (Deut. 17:14-20). Es el deber del rey “estudiar un asunto”, o sea, dar una explicación de los eventos y de lo que él está haciendo.

La vida está llena de preguntas no respondidas. En un instante, eventos aparentemente al azar pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte. Algunas personas van de una tragedia a otra, mientras a otras les va bien. Todo esto debería decirnos que necesitamos vivir por fe. ¿Qué cosas suceden ahora mismo en tu vida que has aceptado por fe, confiando en Dios? ¿Qué otra elección podrías hacer?

 

Lunes 2 de marzo:

El necio como sabio

Aunque no es algo nuevo, (especialmente en el mundo occidental), en años recientes se afirma la naturaleza relativa de la verdad. Es decir, lo que es verdad para una persona, o una cultura, puede no ser verdad para otra. Aunque en un nivel esto es siempre correcto (en algunos lugares manejan por la izquierda del camino, en otros por la derecha), en otro nivel es un error peligroso, especialmente en el ámbito moral. Ciertas cosas son correctas y otras son equivocadas, no importa dónde uno viva o cuáles son nuestras preferencias personales. Al fin, siempre tenemos que someter nuestros conceptos a la Palabra de Dios y a las verdades que en ella se encuentran. La Palabra de Dios debe ser nuestra fuente última para conocer el bien y el mal, lo correcto y lo equivocado.

Lee Proverbios 26:11, 12. (Ver también Juec. 21:25; 1 Cor. 1:20, 21; 2:6, 7; 2 Cor. 1:12.) ¿Qué debemos ser cuidadosos de evitar?

Como podemos ver, esta idea de hacer lo que es recto en nuestros ojos no es nada nueva. No obstante, en aquel entonces fue equivocada, y lo es aún hoy. Como ya hemos visto, ninguno de nosotros comprendemos todas las cosas; en realidad, no entendemos nada completamente. Todos tenemos áreas en las que necesitamos crecer y aprender, de modo que deberíamos estar abiertos al hecho de que no tenemos todas las respuestas.

En el caso de los necios, como se ve aquí, debemos preocuparnos porque la influencia de su necedad va más allá de ellos mismos. Están ahora más convencidos que nunca de su sabiduría; por lo tanto repetirán su necedad. Pueden hasta ser tan convincentes que otros pensarán que son sabios, los honrarán, y les pedirán consejo, lo que puede llevar a grandes problemas (Prov. 26:8). La necedad se difundirá, pero con la etiqueta de “sabiduría”, puede ser mucho más dañina. Además, los necios son tan necios que no se dan cuenta de su necedad.

¿Cuán a menudo estás tentado a ceder en lo que sabes que son valores centrales, verdades centrales? ¿Qué sucede cuando ciertos valores chocan? ¿Cómo podemos saber cuáles triunfan sobre los otros?

 

Martes 3 de marzo:

El perezoso

“El perezoso mete la mano en el plato, pero le pesa llevarse el bocado a la boca” (Prov. 26:15).

Así como los estudiantes gastan más tiempo y energía preparándose para hacer trampa en un examen, que en estudiar para él, es irónico que el perezoso se esfuerza mucho para encontrar excusas por su pereza.

Lee Proverbios 26:13 al 16. ¿De qué se nos advierte aquí?

El perezoso puede tener razón: “El león está en el camino” (Prov. 26:13). Por lo tanto, es más sabio quedarse en casa que confrontar el peligro. Pero al hacer precisamente eso, perdemos todas las oportunidades que la vida nos ofrece. Nunca gozaremos de la belleza de la rosa si no corremos el riesgo de lastimarnos con sus espinas. No seremos capaces de avanzar si tenemos miedo de los obstáculos. La gente que no se atreve a comprometerse nunca gustará la plenitud de la vida.

Considera algunas otras imágenes en esos versículos. Así como la puerta gira sobre sus goznes pero no va a ninguna parte, los perezosos dan vueltas en la cama; es decir, solo cambian de posición, pero tampoco van a ninguna parte.

La otra imagen, en el versículo 15, es aún más sorprendente. Pueden meter la mano en un plato de comida ¡pero son demasiado perezosos para levantarla para alimentarse!

Pero lo que es aún peor es su pereza intelectual, lo cerrado de sus mentes, y la certeza de sus propias posiciones. Por lo tanto, siempre pensarán estar en lo correcto, más sabios que siete sabios (Prov. 26:16), y no se abrirán a otras ideas, tal vez más sabias que las de él. Los que piensan que tienen todas las respuestas, generalmente no las tienen.

“En el juicio final, los hombres no serán condenados porque creyeron concienzudamente una mentira, sino porque no creyeron la verdad, porque descuidaron la oportunidad de aprender la verdad” (PP 38). ¿Cómo debemos entender nuestra función de dar a otros la “oportunidad” de aprender qué es la verdad? ¿Dónde comienza nuestra responsabilidad, y dónde termina?

 

Miércoles 4 de marzo:

El amigo como enemigo

Si nos chasquean más nuestros amigos que nuestros enemigos, es porque esperamos lo bueno de nuestros amigos y lo malo de nuestros enemigos. Pero no siempre resulta así, ¿verdad? Por eso, Proverbios nos advierte que a veces el amigo se comporta como un enemigo, y un enemigo como un amigo.

Lee Proverbios 27:5, 6. ¿Cuándo una reprensión puede ser una señal de amor?

El amor no tiene que ver solo con besos y palabras dulces. El amor a veces nos obligará a reprender a nuestro amigo o a nuestro hijo, y puede correr el riesgo de aparecer como desagradable, y crítico. Si hablamos, hasta podemos perder amigos. No obstante, si no advertimos a nuestros amigos acerca de lo que están haciendo, especialmente si les puede producir daños, entonces ¿qué clase de amigos somos?

Una reprensión abierta es una señal de que nuestro amor no se basa en una ilusión o una pretensión, sino está basada en la verdad y en la confianza.

Lee Proverbios 27:17. ¿Cuál puede ser el efecto de una confrontación entre amigos?

La imagen de un hierro aguzando a otro hierro sugiere un beneficio recíproco. La amistad probada por una verdadera confrontación mejorará no sólo la calidad de la amistad sino también estimulará y fortalecerá ambas personalidades. Las respectivas armas ganarán en eficiencia. Terminaremos más equipados para nuestras luchas futuras. La gente que se refugia solo en sí mismas y en sus ideas, y nunca se confrontan con pensamientos diferentes, no crecerá en conocimiento ni en carácter.

¿Has sido reprendido alguna vez por algo que podría haberte realmente dañado? ¿Y si no hubieras sido advertido acerca de ello? Recordando esto, si necesitas hacer lo mismo a otra persona, ¿cómo puedes hacerlo de una manera redentora, en vez de parecer crítico y enjuiciador?

 

Jueves 5 de marzo:

El enemigo como amigo

Lee Proverbios 26:17-23. En el espacio que sigue, resume lo que se dicen estos textos.

Otra vez, Proverbios vuelve al poder de las palabras, esta vez al tratar con el daño causado por las calumnias y las contiendas. Los que calumnian a tu enemigo delante de ti, para hacerte pensar que están de tu lado, realmente son como “carbón”: alimentan las peleas y te conducen al fuego de más problemas (vers. 21).

Del mismo modo, los “labios lisonjeros”, que suenan tan elocuentes, pueden esconder un “corazón malo” (vers. 23). El político que desea ser elegido, el vendedor que quiere vender su mercadería, el hombre de mundo que quiere seducir a las mujeres: todos ellos conocen el poder de la elocuencia.

La lección de este pasaje es que debemos sospechar de los discursos bonitos. Pueden ser peligrosos precisamente porque son bonitos. Algunas personas son buenos oradores; pueden sonar como muy persuasivos, muy sinceros, y muy interesados, cuando por dentro, ocurre algo completamente diferente. Aunque todos hemos sido víctimas de personas como ésta, ¿quién no ha sido culpable en algún momento de hacer lo mismo: decir una cosa a una persona, pero pensar o sentir algo completamente diferente? Aquí Proverbios habla fuertemente contra este engaño.

“Todo cuanto hacen los cristianos debe ser transparente como la luz del sol. La verdad es de Dios; el engaño, en cada una de sus muchas formas, es de Satanás… Pero no es fácil ni sencillo decir la verdad exacta. No podemos decirla a menos que la sepamos; y ¡cuántas veces las opiniones preconcebidas, el prejuicio mental, el conocimiento imperfecto, los errores de juicio impiden que tengamos una comprensión correcta de los asuntos que nos atañen! No podemos hablar la verdad a menos que nuestra mente esté bajo la dirección constante de Aquel que es verdad” (RJ 63).

¿Cuán abierto y transparente eres tú en lo que dices? ¿Qué separación, si la hubiere, hay entre tus palabras y tus pensamientos? ¿Crees realmente que tal duplicidad puede mantenerse indefinidamente?

 

Viernes 6 de marzo

Para Estudiar y Meditar:

“La intervención del Espíritu de Dios no nos exime de la necesidad de ejercitar nuestras facultades y talentos, sino que nos enseña a usar toda facultad para la gloria de Dios. Las facultades humanas, cuando están bajo la dirección especial de la gracia de Dios, son capaces de ser usadas con el mejor propósito de esta tierra. La ignorancia no aumenta la humildad o la espiritualidad de cualquier profeso seguidor de Cristo. Un cristiano intelectual es el que puede apreciar mejor las verdades de la Palabra divina. Los que le sirven inteligentemente son los que mejor pueden glorificar a Cristo. El gran objeto de la educación es habilitarnos para usar la fuerza que Dios nos ha dado de tal manera que representemos la religión de la Biblia y fomentemos la gloria de Dios.

“A Aquel que nos dio la existencia debemos los talentos que nos han sido confiados; y es una obligación que tenemos hacia nuestro Creador cultivarlos y aprovecharlos” (CM 346, 347).

Preguntas para Dialogar:

  1. Analiza los misterios que encontramos en la vida diaria, sea en la naturaleza, en las interacciones humanas, o en cuestiones acerca de la fe y la naturaleza de Dios y la salvación. Una de las grandes ironías de la vida es que cuanto más aprendemos, tanto más nos damos cuenta de lo poco que sabemos. ¿Por qué es esto aún más cierto en lo que atañe a las verdades espirituales?
  2. ¿Cuáles son algunas “verdades” que realmente son relativas, culturales y cambiantes? ¿Cómo las distinguimos de las verdades que son eternas, universales e inmutables? ¿Por qué es tan importante que sepamos la diferencia entre ellas? ¿Por qué la confusión de las verdades relativas con las verdades eternas es uno de los mayores peligros que afrontamos?
  3. Se ha dicho que las personas inteligentes mantienen cerca a sus amigos, y aún más cerca a sus enemigos. ¿Qué significa esto? Como cristianos, ¿cómo debemos relacionarnos con estos sentimientos? Tal vez Mateo 10:16 puede ayudarnos.
{ 0 comments }